Seleccionar página

Como dijo Aristóteles, somos animales sociales. Convivir es vivir junto con los demás, una realidad que nuestros hijos van a tener que aprender para ser felices. Naturalmente, en esta convivencia se generarán conflictos que, si gestionamos bien (o enseñamos a nuestros hijos a gestionar bien) pueden ser una oportunidad para crecer y mejorar, negociar y llegar a acuerdos y soluciones.
Educar para la convivencia implica enseñar a escuchar, a manifestar de manera respetuosa nuestro punto de vista, a ponerse en el lugar de los demás, a negociar, a llegar a acuerdos y a gestionar los conflictos de manera no violenta y respetuosa. La convivencia es una enseñanza fundamental en nuestra vida porque, sentirse tenido en cuenta es la finalidad de todos los seres humanos, sobre todo en los niños y más que nunca en la edad temprana, que es cuando se forjan los cimientos de la individualidad.
Y como siempre solemos decir, si queremos que nuestro hijo aprenda a convivir debemos predicar con el ejemplo y ser empáticos, asertivos, respetuosos, abiertos a la negociación y capaces de gestionar conflictos en nuestra propia familia, unas capacidades que no suelen venir de serie.

El Rincón de la Paz junto con las pautas que adjuntamos con el vinilo os servirá para enseñar a tus hijos a hablar de sus necesidades de manera respetuosa, a escuchar y tener en cuenta las de los otros y a negociar la forma de satisfacer ambas, con toda certeza estaremos sentando las bases para que, ante los conflictos que puedan surgir en su vida social, los resuelva de manera positiva y respetuosa.

Fuente: www.gestionandohijos.com

Pin It on Pinterest